miércoles, 3 de septiembre de 2008

Las ventajas del autoempleo

Se ha preguntado alguna vez qué es lo que podrá hacer para ganar el dinero que realmente usted se merece.
Las estadísticas demuestran que quienes deciden establecerse por su cuenta tiene más probabilidades de alcanzar mayores cotas de bienestar económico que quienes continúan trabajando para una empresa. Aunque hay muchos factores envueltos en esta afirmación, los resultados finales están ahí. Muy pocas personas se hacen ricas trabajando en el negocio de otro. Sólo tiene que mirar a su alrededor para darse cuenta de que esta afirmación tiene fundamento. Si esta es la motivación más importante para usted ya sabe que es muy probable que gane más dinero dedicándose a su propia actividad.

Salvando el grupo de personas nombradas en el párrafo anterior, entre los que buscan algo diferente en el autoempleo están los que desean mayor independencia. Pensar que nadie va a darles órdenes. Que van a poder decidir por sí mismos lo que más le conviene en un momento dado. Esta puede ser una motivación importante y suficientemente fuerte como para estimularle a usted.

También podemos encontrar a personas que viven en zonas donde no hay muchas posibilidades de localizar un buen empleo, por la causa que sea. Tal vez sea una zona deprimida en el sentido económico o quizás no encuentre el tipo de trabajo que la persona necesita, puede o desea desempeñar. Quien viva bajo estas circunstancias y desee progresar no tendrá más remedio que buscar la manera de establecer un negocio o actividad rentable por sus propios medios.

Finalmente están aquellos que buscan flexibilidad. Horarios adaptados a sus circunstancias particulares y familiares. Posibilidad de trabajar en casa. Evitar desplazamientos o más tiempo libre.

La mayoría de quienes experimentan las ventajas de trabajar poscuenta propia declaran que no desearían tener que volver a pertenecer a una empresa. Es necesario decir que también hay quien prefiere la tranquilidad de una nómina fija. Pensar que a final de mes va a recibir una cantidad preestablecida sin mayores sobresaltos. Sobre esto hay que objetar que cada día es más difícil que las empresas contraten a personas que no reesfuercen al máximo de sus posibilidades. Exceptuando quizá la mayoría de los empleos públicos, las compañías ejercen mucha presión sobre sus empleados para rentabilizarles al máximo. Muchos de los que han probado ambas formas de ganarse la vida concuerdan en que cuando se dedican a un negocio propio, o trabajan menos para ganar lo mismo o trabajan igual ganando mucho más.

En realidad, iniciar un negocio, por pequeño que pueda ser en principio, debe calificarse como una decisión mayor, una que puede cambiar su vida en muchos aspectos. Se hace necesario meditar con detenimiento el paso a dar, valorando los pros y los contras. Imagine los beneficios de tener una profesión que le permita tomar el control de su destino económico. Puede llegar a tener los ingresos que se proponga. Tardará más o menos tiempo, pero nadie le pondrá cortapisas en este sentido. No tendrá jefes ni supervisores merodeándole y diciéndole lo que tiene que hacer. Por otra parte debe tener en cuenta que necesitará energía y determinación para sobrevivir en la jungla de los negocios. Sólo usted podrá garantizar su propio éxito. ¿Piensa que puede hacerlo? Déjeme decirle algo: Tanto si piensa que puede como si piensa que no puede siempre tendrá razón. La opinión que tenga sobre usted mismo determinará su éxito o su fracaso.

Cualquier persona normal puede conseguir lo que desee si se lo propone verdaderamente y está dispuesta a trabajar lo necesario. Nuestro sistema puede ser la llave que le permita abrir la puerta de un futuro prometedor. No desaproveche la oportunidad que se le presenta Adelante, póngase en marcha. Guía de Ocupaciones ideas y trabajos Rentables (Thomas Leonard).