martes, 17 de marzo de 2009

No hay que aparentar ser un profesional sino saber serlo cada día


RE/MAX cuenta con los mejores profesionales pero este hecho no debe quedar en lo superficial sino que tiene que transformarse en realidad.

En el día a día nos tropezamos con mil obstáculos pero tenemos que saber saltarlos con dignidad y sobre todo, con honestidad. ¿De qué nos sirve estar arriba si no somos honestos ni con nuestros clientes externos ni internos?, ¿de qué nos sirve estar arriba si no sabemos como profesionales aceptar las normas básicas del respeto y del compañerismo? Todas estas preguntas nos tienen que conducir a respuestas que nos sirvan de ayuda para dar el mejor servicio, la mejor calidad del mismo a nuestros clientes.

Hay muchas maneras de mejorar la reputación como un buen profesional asociado y hacer que los clientes deseen comprarnos a nosotros.

Os destaco 8 normas básicas:

1. SATISFACER A TODOS Y CADA UNO DE NUESTROS CLIENTES
Habrá que asegurarse que cada cliente que entre en el negocio salga satisfecho. Los clientes son la única razón por la que abrimos las puertas del negocio cada día. No existe nada más importante que un cliente. Un cliente nunca debe ser visto como una interrupción.

2. DEJAR LA VIDA PERSONAL EN CASA
No se debe permitir que su propio humor personal afecte la manera en que trata a un cliente. Todos esperan ser atendidos rápida y cortésmente . El punto está en que el cliente no debiera ser capaz de decir cual es la diferencia por el servicio que recibe. Como dice el dicho: "Es siempre hora de show en el piso de ventas". Usted siempre debe dar a todos y cada uno de sus clientes su mejor show.

3. SALUDAR A CADA CLIENTE
Sin importar si el negocio está lleno o hay poco movimiento, todo cliente que entra debe ser recibido con al menos un simple "Hola" o “Buenos día” y –mejor aún- con un “Bienvenido!”.Aunque más no sea con un simple saludo a su cliente, usted estará logrando dos cosas: La primera y más importante, le está permitiendo saber que hay alguien ahí que puede atenderlo. Le está permitiendo saber que usted está contento de que haya entrado a su negocio.

4. NUNCA HAY QUE CALIFICAR A LOS CLIENTES POR SU APARIENCIA
Simplemente por pensar que el cliente no luce como para poder comprar en su negocio no cometa el error de creérselo. Nunca podrá juzgar qué podría comprar o qué va a comprar el cliente basándose en su apariencia.

5. DEJAR QUE EL CLIENTE TENGA SU ESPACIO
Todos tenemos una cierta medida de "espacio personal" que necesitamos para poder sentirnos cómodos. Algunos clientes van a ser muy amigables y abiertos desde el principio, mientras que otros se sentirán incómodos si usted trata de acercarse demasiado. Mientras que es apropiado ofrecer su nombre durante su presentación ("A propósito, mi nombre es María"), no le pregunte al cliente el suyo. Puede parecer una presión. Si él le ofrece su nombre, utilícelo para dirigirse a él durante la conversación.

6. NO INTERRUMPA
No se debe interrumpir al cliente mientras habla. Muchas veces un vendedor detendrá a un cliente en medio de una oración, para decir algo que siente que es importante. Independientemente de cuán ansioso esté usted para exponer ese aspecto que sabe que el cliente simplemente va a adorar, espere hasta que haya terminado de hablar. Recuerde, cuando el cliente está hablando, el cliente está comprando.

7. BAILAR AL RITMO DE LA MÚSICA
Adapte su estilo al cliente. Un tono más relajado, más sencillo puede ser apropiado para algunos clientes, mientras que otros responderán mejor a uno más formal. Un gran vendedor no tiene solamente un estilo.

8. MOSTRAR TODA LA MERCADERIA
Usted debe tener siempre presente que lo que importa es lo que los clientes quieren, no lo que a usted le gusta o piensa que es mejor. Su nivel de gusto o calidad puede diferir del de sus clientes. Conserve para usted mismo sus opiniones personales acerca de un ítem determinado. Escuche a su cliente y ayúdelo a elegir el ítem que mejor se adapta a sus necesidades, no a las suyas.

Hay muchas maneras de hacer que la experiencia de comprar en su comercio sea más placentera para su cliente. Lo que es importante recordar es que USTED puede hacer la diferencia.